¿Recuerdas nuestra última historia? El nacimiento de Jesús, el Rey de reyes, en un establo. Un acontecimiento real que nadie conoce, ni en Belén ni en Jerusalén, ni en Roma… en ningún lugar del mundo.

Pero Dios quiere que los hombres se enteren del feliz acontecimiento : cumplió lo que prometió.

Y es Él quien dará a conocer esta buena noticia. ¿A quién se lo anunciará primero? ¿Cómo lo va a hacer? Esto es lo que veremos ahora la historia que vamos a contar. Puedes volver a leerla en el principio del Evangelio de Lucas.

Ah, veamos … La pregunta de hoy: ¿Por qué Dios envía mensajeros del cielo?

Visite también nuestro canal francés de YouTube.
Este programa tiene su propio podcast en francés.

Lee el texto de la historia

Para los animadores

Catégories

Texto completo de esta historia:​

¿A QUIÉN ELEGIRÁ DIOS?

                  

En la pequeña ciudad de Belén todos duermen profundamente, excepto en un establo donde acaba de ocurrir un acontecimiento extraordinario, el nacimiento de Jesús. El bebé está ahí, acostado en el pesebre, bajo la tierna y asombrada mirada de María, su madre y de José.

En la tierra nadie se ha enterado de este nacimiento real pero en el cielo no es lo mismo, los ángeles se regocijan, cantan y glorifican a Dios.

En las colinas alrededor de Belén hay unos hombres que no duermen. Están sentados alrededor de un fuego. Vigilan sus rebaños. Es de noche, todo está tranquilo.

 

De repente, una luz muy grande como la del sol ilumina el cielo y se les aparece un ángel.

 

Los pastores están asustados, ¿qué pasa?

 

¡No temáis! les dice el ángel, tranquilizaos porque Dios me envió para anunciaros una buena noticia y esta buena noticia será para vosotros y para todo el pueblo de Dios un motivo de gran gozo. ¡Hoy, en la ciudad de Belén, ha nacido el Salvador, que Dios ha prometido desde hace mucho tiempo! Así es como lo reconoceréis : encontraréis al niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.

 

Otros ángeles descienden del cielo. Hay miles que están cantando, alabando a Dios, es un concierto celestial :

– ¡Gloria, gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres que gozan de su favor!

 

Los pastores quedan asombrados por lo que ven y oyen, mensajeros celestiales, cánticos celestiales. El cielo está de fiesta porque nació Jesús.

 

 

Cuando los ángeles les dejan, vuelve el silencio y la noche oscura.

Los pastores se dicen unos a otros:

– ¡Vámonos! Vamos rápido a Belén a ver qué pasó y lo que Dios nos dio a conocer.

Dejan sus rebaños y rápidamente van camino al establo.

Cuando llegan, entran despacio y aquí encuentran a María y a José con el recién nacido acostado en el pesebre.

Están sorprendidos y asombrados.

Este bebé que ven, es como todos los bebés, pero saben que están en la presencia del hijo de Dios, el Rey de reyes.

Les cuentan a María y José lo que acaban de experimentar, como vieron la gloria de Dios, como escucharon los cánticos de los ángeles. Informan todo lo que les dijo el ángel. María y José los escuchan con atención, quieren guardar todas estas palabras en su memoria, en su corazón.

Los pastores regresan a sus rebaños cantando la gloria y la alabanza de Dios, porque lo que vieron y oyeron corresponde exactamente lo que el ángel les anunció. Vieron la gloria de Dios y al Salvador prometido, ellos, hombres tan sencillos, muchas veces despreciados por otros. Fueron los primeros que Dios informó del nacimiento de Jesús.

En nuestras próximas historias, veremos cómo Dios dará a conocer esta buena noticia con muchos más.

 

1, 2 3, 4  ¡ Y TÚ Y YO!

Podemos responder de inmediato a la pregunta: ¿Por qué Dios envía mensajeros del cielo? Entonces, envía a sus ángeles porque quiere que los pastores sepan que nació Jesús. Pero estos pastores, ¿quiénes son? Unos hombres perdidos allí en las colinas en medio de la noche. ¿Quién los conocía? ¿Quién sabía que estaban allí con sus rebaños? Dios lo sabía. Estos hombres vieron a miles de ángeles, el cielo iluminado con la gloria de Dios. Oyeron la música del cielo. ¡Fueron los primeros en saber que Jesús nació, los primeros en verlo y adorarlo!

¿Te puedes imaginar todo esto? ¡Yo no ! Esto me sobrepasa.

Dios podría haber advertido al rey, a los ministros, a personas ricas, ¡pero no! Eligió a personas como tú, como yo, como estos pastores.

¿Sabes lo que quiere Dios hoy? Quiere que todos sepan que Jesús ha venido. Todavía hay mucha gente que no lo sabe. Puedes decirlo alrededor de ti, es una buena noticia porque Jesús viene para hacernos bien.

 

 4, 3, 2, 1   ¡ Y NOSOTROS PADRES!

¿Qué escuchan nuestros hijos acerca de Jesús? ¿De su nacimiento? ¿Qué ven en el periodo de Navidad? ¿Cuál es el mensaje que se les transmite? ¿Qué queda de esta historia real y conmovedora? La buena noticia anunciada a los pastores sigue actual hoy. Jesús vino en la tierra para reemplazar la tristeza, el pecado y la maldad de nuestros corazones con gozo, paz y libertad. ¿Cómo compartimos esta buena noticia con nuestros hijos? Esperamos que nuestros programas 1,2,3 Cuéntame os ayudan a transmitir este hermoso mensaje del Evangelio.